El ritual de preparar masa madre es toda una experiencia

Muchos no habrán escuchado hablar nunca de la masa madre y mucho menos sabrán de qué se trata.

Básicamente es un fermento de harina integral que permite levar masas de pan. Es decir, reemplaza la levadura, aunque en sí es un fermento similar.

El proceso puede durar varios días, pero quienes experimentan por primera vez aseguran que es una cuestión única, que hace valorar el tiempo y permite disfrutar del producto obtenido.

Lo primero que se debe tener es harina integran, un frasco de vidrio y un poco de agua.

En partes iguales se mezcla en el frasco la harina con el líquido, hasta obtener una masa uniforme y maleable, para luego guardarla en un lugar seco, cálido y sin luz.

Ahora bien, los plazos son diferentes en cada experiencia, algunos recomiendan revisar lo que será la masa madre luego de las 24 horas, otros aconsejan hacerlo luego de tres días.

Lo concreto es que hay que dar “de comer” a esa pequeña masa, es decir agregar algunas cucharadas más de harina y agua. Esto último se puede repetir por varios días hasta que el preparado duplique su volumen, en ese momento, está lista la masa madre.

El preparado del pan con masa madre es otro proceso, que merece un capítulo aparte.

Algunas opciones abajo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s